¿Cómo cuidar a mi familia de los virus respiratorios en invierno?

¿Cómo cuidar a mi familia de los virus respiratorios en invierno?

Como todos los años en esta época, una gran preocupación en nuestras familias son los virus respiratorios, sobre todo en los más pequeños o en los adultos mayores. Si bien muchas veces el contagio puede ser inminente, también muchas otras este se puede prevenir con ciertas precauciones y fortaleciendo el sistema inmune. Te contamos cómo hacerlo y nuestros mejores tips en este blog. 

 

En primer lugar, la enfermera con experiencia en área clínico-asistencial del paciente crítico, Camila Gotelli, explica que hay que evitar el contacto con personas contagiadas o enfermas, evitar aglomeraciones, lavado de manos frecuente, mantenerse hidratados y vacunas según calendario. Adicionalmente, en el caso de los niños, se recomienda la limpieza de los juguetes después de ser usados, sobre todo si los comparten. 

 

 ¿Cómo fortalecer el sistema inmune de mi familia? Además del agua alcalina, existen otros pilares fundamentales, tales como las vitaminas, que en caso de que no sea suficiente con una dieta balanceada, existen suplementos para cubrir los requerimientos, menos la vitamina D, que se obtiene de la exposición del sol y la dieta. Sobre esta última, la enfermera afirma que “se ha visto un rol muy importante de la vitamina D en la prevención de enfermedades respiratorias, incluyendo el Covid-19”. 

Por otra parte, afirma que los beneficios del consumo frecuente de agua son ilimitados. Esta reduce el sodio, regula la temperatura corporal, ayuda a que el cerebro funcione mejor, regulando los niveles de alerta, mejora la salud y el aspecto de la piel, permite una mejor digestión, protege el corazón, entre otros. 

 

¿Qué pasa con el agua alcalina? La enfermera expone que, al ser agua ionizada y favorecer la eliminación de toxinas, fortalece el sistema inmunológico, ya que permite la reabsorción de calcio gracias a su pH, y previene el envejecimiento. 

 

En el caso de los deportistas, “el agua alcalina es especialmente recomendada, porque contribuye a regular la acidez, la fatiga muscular, además de ser una fuente natural de antioxidantes”, explica Gotelli. 

 Respecto a los alimentos, algunos de ellos que fortalecen las defensas son: 

  • Cítricos: kiwis, naranjas, clementinas, limones, por su alto contenido en vitamina C.
  •  Berries (arándanos, frutillas, frambuesas, maqui), por tener antioxidantes.
  • Verduras: cebolla, ajo, repollo, kale, espinacas, coliflor y brócoli, porque contienen antioxidantes y anticancerígenos. Asimismo, zanahoria y zapallo, las que aportan vitamina A (carotenos).
  •  Salmón y pescados grasos contienen ácidos grasos Omega y vitamina E. 
  • Carnes, las que aportan proteínas de buena calidad, esenciales para la producción de anticuerpos. También hierro, zinc y vitamina B12 .

Otras recomendaciones para cuidar a los más pequeños del hogar son preferir sistemas de calefacción menos contaminantes, evitando estufas a parafina. Además, evitar abrigarlos en exceso, sobre todo cuando están en interiores calefaccionados para evitar los cambios bruscos de temperatura. 

¿Qué es lo más importante? En conclusión, es fundamental mantener una buena alimentación e hidratación para mantener el sistema inmune fuerte. 

Regresar al blog